miércoles, 17 de febrero de 2010

Ah, mi maestra racista de preparatoria XD



Hacia el último semestre de la preparatoria, la maestra asignada para darnos inglés, me llamó la atención desde el primer día de clases.

Llenita, blanca, ojos...mmh..no recuerdo si café claro ó miel, pero para el caso no importa. Rubia, rubia oxigenada más aparte tinta de plumón o de ese colorante artificial que le ponen al refresco de piña. Lentes y ropa de McCallen, supongo, ya que casi la mayoría de los cadereytanos y en general los regiomontanos solían ir ciertos fines de semana a comprar a
ciudad al otro lado de la frontera. Y con buena pronunciación del idioma que enseñaba, inglés americano.

La maestra era buena, por lo general siempre tranquila, amable, atenta, para con todos o....casi con todos, a excepción de los negros, o morenos.
Y de hecho sólo habían tres negros (o morenos), o bueno, moreno-cedro (Sí, porque en la clasificación de tonos hay de todo y he escuchado de todo: moreno-claro, moreno -cedro,
negro-chocolate, negro-cacao, negro-caca, negro-neumático, negro-neumático carbonizado, y hasta negro - obsidiana que a contra luz parece tornarse azul-verdoso, morado- violáceo, etc). o bueno, moreno intermedio, del color del snickers.

El caso da lo mismo. Pues resulta que como parte del programa, está el que la clase debía de ser lo más interactiva posible, esto es, que tanto catedrático como alumno participaran, en muchos casos de-a-huevo (obligatorio).

Y esta maestra, que lamentablemente no puedo recordar su nombre, más que su "original" sobrenombre, se ensañaba con estos singularísimos compañeros de clase.


Uno de esos alumnos, "blanco" de ataques sutiles dignos de cualquier villana de Disney y novela barata de televisa (perdonar el pleonasmo) fue José Luis, quien en su inocencia y nobleza soportaba las burlas de la sádica maestra.

¿Cómo eran estos ataques?
Bueno, por ejemplo, la maestra en ciertas ocasiones después de leer las lecciones, hacia preguntas "al azar" a la clase, para ver si habían puesto atención y sobre todo aprendido las nuevas lecciones. Entonces, como ya se podrán imaginar, la víctima de esas preguntas era mi querido amigo Jose Luis (Mazo Luis para los camaradas, ya luego comentaré porque). Todo podría estar bien, sino fuera porque la maestra a veces le hacia preguntas que ni al tema, en inglés, como burlándose de su inferioridad en conocimientos de la materia, y sobre todo de la pronunciación de ese jodido idioma.

En otras ocasiones, cuando los alumnos se concentraban en sus lecciones y bajaban la mirada para contestas sus ejercicios, la maestra se le quedaba viendo a nuestro amigo, quien se sentaba en mero enfrente de la fila cara a cara con la teacher), con una cara de repulsión, como si ésta hubiese ingerido yemas de huevo con flema verde y coágulos de sangre menstrual. Es verdad, nunca lo agredió físicamente, pero esas miraditas eran suficiente para bajarle la moral y las calificaciones , sobre todo las calificaciones al güichín (apócope deformado y con diminutivo de Jose Luis). Así nada más, por sus ovarios.

José Luis también en ciertas ocasiones la cachó cuando ella lo veía de esa manera tan despectiva, pero la maestra lejos de retirar o disimular su mirada, solamente sonreía, era una sonrisa de placer malévolo. No sé si saboreaba la incomodidad de nuestro compañero, o si acaso le mandaba mensajes telepáticos insultantes o de acoso sexual.

Y no es que él tuviera una apariencia física desagradable, para nada, es más, uno de sus apodos entre sus sádicos amigos, los mazos, era "oso". Porque precisamente parecía uno de esos tiernos ositos de peluche, es más, era la viva imagen de Winnie pooh pero en café y con pantalones. Pero claro, nada zonzo, más que noblejo eso sí. Noblejo quiere decir noble pero que llega a los extremos de la pendejez, (es decir un estado intermedio entre noble y pendejo, en resumidas cuentas) lo que puede provocar el abuso deliberado de terceros sobre esa persona, ya que son muy pasivos.

Era más bien, que en su posible complejo de superioridad racial, y tomando como premisas de que la maestra enseñaba un idioma correspondiente a cabrones que también se creen la primer, única y última maravilla del mundo y los amos del mundo, y de que le gustaba el páis vecino, podriamos suponer que también asimiló los modelos de pensamiento de los típicos ciudadanos racistas de esas ciudades, más aparte el orgullo regiomontano, pues quizá el motivo de su repulsión era más bien el color de piel y nada más.

Esto, lejos de causarnos indignación, a nuestro círculo de amigos, nos causaba gracia, risa, mucha risa, era motivo de comentarios después de clase y de carcajada. Incluso José Luis, no se dejaba afectar.

(Aunque "La teacher" no era nazi ni tenía nada en contra de los judíos al parecer si sostenía un sutil prejuicio racial contra negros y morenos. Este otro de los pocos dibujos que hice de esta profesora, de los que pude rescatar de los cuadernos de la preparatoria)


Pero uno de esos momentos inolvidables y de tremenda euforia, fue que un día, mientras la clase estaba en silencio, cada quien contestando los ejercicios, de casualidad, unos amigos y yo volteamos en el preciso momento en que una gran cucaracha salió de la mochila de José Luis, hecha la raja, escapando asustada, como si el interior de esa mochila hubiese sido un campo de concentración para cucarachas. La maestra como siempre, aprovechaba los momentos de silencio para dirigir su mirada repulsiva/lasciva hacia nuestro amiguito.

Y en ese momento, ella vio todo. Todo. Obvio. Lo vio a él a los ojos, y él la vio a los ojos, ella vio a la cucaracha, la cual estaba detenida, como aterrada por la incertidumbre de recibir un pisotón, y de nuevo la maestra lo vio a él, él vio entonces a la cucaracha a los ojos, y la cucaracha lo vio a él, luego él nuevamente dirigió su vista hacia la profesora y la profesora entonces lo escaneó de piez a cabeza, y de cabeza a pies. Y la cucaracha se escapó a toda marcha por la puerta. Oh, libertad, sagrada libertad. De haber tenido vista de halcón hubiese podido apreciar lágrimas en los ojos de áquel despreciado y miserable insecto.

Supongo que en ese momento la maestra se imaginaría las condiciones más antihigiénicas, degradantes, denigrantes, despreciables y asquerosas en la que nuestro amigo viviría, en un nido de ratas, bajo las cloacas, en un contenedor de basura, o en un túnel bajo el basurero municipal, que sé yo.

Entonces la maestra profirió una leve risa pausada y queda, después nos miró a nosotros que habíamos contemplado tan singular escena y entonces, la risa que estaba ya en su punto de ebullición, finalmente hizo erupción y tanto ellas como nosotros, reímos gradualmente a carcajadas. El resto de la clase dejó los ejercicios para prestar atención a nuestras risas descontroladas. Los compañeros y copañeras sonreían también, por contagio, claro, sin saber la causa de tal ataque de risa.
Hasta preguntaban ¿Qué pasa profe? , también me preguntaron a mi, y a mis camaradas ¿Qué pasó? ¿De qué se ríen?

Pero nadie podía articular una respuesta siquiera, y por supuesto, si José Luis hubiese sido blanco, se hubiese puesto rojo-rojo, luego café, de la vergüenza, pero claro, no le quedó de otra mas que sonreír apenado, mirando hacia abajo, y luego sin palabras dirigir una mirada como implorando clemencia a "la teacher", y luego hacia nosotros, como rogando no revelar la causa de nuestro arranque de risas.

La clase estaba insistente, y tras quizás unos 3 minutos de risas que hasta me marcaron cuadros en el abdomen y me hicieron derramar lágrimas y aumentarme unos 10 minutos de vida, "La teacher" finalmente respondió:

- ¿Quieren saber?

- Sí, díganos teacher. Ándele profe, díganos, cuéntenos el chiste - y peticiones por el estilo se repetían con todo y coro y eco.

- Pregúntenle a Jose Luis - dijo ella, con una expresión fácial burlona y sarcástica, también con la epidermis enrojecida por la presión sanguínea disparada por la euforia - Anda José Luis, diles de que nos reímos.

Entonces la clase le preguntó a Güichín, y luego a nosotros, pero nunca respondimos, a pesar de la insistencia y el atosigo.
Todos guardamos el secreto, pero sería uno de esos miles de momentos dorados de alegría de mi juventud preparatoriana en Cadereyta.

Supongo que "La teacher" ya luego convendría con él, y hasta posiblemente lo hubiese chantajeado, tanto para no revelar ese oscuro y blattodeaico secreto y también quizás, para aumentar de calificaciones. Sabrá Dios o los dioses el que habrá hecho el oso para pasar la materia (a pesar de ser bueno en ella) y las clases de actos humillantes o dolorosos a los que ella lo habrá expuesto.

Quizá simplemente esté exagerando, pero quien sabe, en este mundo todo puede suceder, y mucho más en cadereyta, en aquél ya perdido cadereyta del siglo pasado, en donde todo podía literalmente suceder.

En fin, ya es tarde y ya me voy a acostar, hasta pronto.

4 comentarios:

ldgjesusrocha dijo...

Ah la teacher, cuantos recuerdos, aún recuerdo cuándo me dijo que yo iba a llegar muy lejos, ahora me doy cuenta que era una maldición lo que me dijo, me mando, si, muy lejos la hijade.

Pero asi es siempre, hey, que onda con tu blog, va muy bien, su contenido es interesante, me preocupa lo de las peliculas, pienso agregar pelis a mi blog para compartir, espero los de derecho de autor no me castren o me toquen las pelotas, a ver que sucede, ¡Oh Dios mío! han matado a kenny, hijos de puta, a la mierda, te ves, saludos a tu familia men, buenas vibras.

Basiliskus dijo...

Jaha!! Sí la teacher, era buena persona en lo que cabe, y en cuanto a lo que te dijo de llegar lejos, tuvo toda la razón, de cualquier modo en que lo veas, en kilometraje, 650 km de Cadereyta a tampico son un buen, y si lo traducimos en distancias para hormigas, son años luz.
Además, en lo académico, terminaste la uni con todo y diplomado, y en lo laboral ahí vas muy bien, aunque con tragedias y peligros rondando tu disco duro y tu tarjeta madre pero ahí vas.

En fin, ah, lo del blog, tsss, pues no es tan interesante como quisiera, pero al menos de vez en cuando hago aportaciones con subtítulos. Pero es más que nada una terapia y ejercicio de escritur, redacción y demás. Lo de lo de derechos de autor, solo te molestarían hasta que vieran que estás sacando dinero, pero nombre, ¿cuantas páginas no hay donde descargan todo tipo de material y hasta con publicidad de todo tipo?
Esos si sacan lana, además, es una alternativa muy económica y sencilla comparada con andar comprando piratería.
Bueno, gracias Tonys, saludos a todos por allá también. Que ya salga el sol, caramba!! haha!

Pedro dijo...

Espero pronto una nueva edicion de personajes de cadereyta, hazlo por tus fan from hell perdon, ejem, Cadereyta, tanta gente interesante y curiosa por estos lugares, como la mujer supersayayin, cirilo el oso sin olvidar a su pareja asexual, la señora que decia, dame mas dinero,el señor conejo, el niño que gritaba tengo sida y te lo voy a pegar, los autobuses mas lentos de todo el universo uuuh que recuerdos, por dios que como ha pasado el tiempo.
Un gran saludo mi buen

Basiliskus dijo...

Heeey!! Hola Pedros!!
Gracias por tu comentario y petición! =).
Haha, sí, créme que sí se me ha ocurrido publicar muchas cosas, aunque por un tiempo se me fueron las ganas de hacerlo, además, imáginate la falta de respeto para esas personas, y luego con sus superpoderes me harían puré de caca en un parpadeo, bueno, a excepción del Señor conejo, pero igual y pronto publico algo de ellos, y hey, se te olvidó el niño calaca, el vato que se parecía al abuelito de Fly que gritaba bien alto en la plaza "Holaaaaaaaaaa, heeeeytaaaaaaas", el vato que parece físico núclear que no tiene piernas que está afuera del café mante pidiendo dinero pa´chupar,el tarará, Geno y su horda de payasons ntegralácticos asesinos que lo acosaban, la maestra chayo de mate, mitomana imparable y...bueno un pintovario sin fin de personajes que ya se irán publicando luego :D! además, como ya no tengo conmigo algunos dibujos, pues tendré que hacer uso de lamemoria para re-dibujarlos, jehe! Cuenta con eso.
Sólo déjame terminar una película islandesa, la publico y ya la próxima semana escribo más sobre cadereyta!!

Suerte canijo, y cuidáte mucho allá por esos horrorosos lugares de Cadereyta, oremos e invoquemos a cthulhu para que venga a deshacerce de todas estas plagas sociales.

Gracias nuevamente, saludos pa´uste y su carnal y su familia, y luego nos vemos por msn =)

Ahora me despido, voy a tomarme un refresco helado, maldita adicción.

Sobres ese, nos vemos =)

Compartir

 
Creative Commons License
This obra by Arturos (Basiliskus) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 México License.
Based on a work at basiliskus.blogspot.com.