jueves, 31 de mayo de 2012

Chistes de japoneses =P

.
Continuando con los chistes, ahora unos cuantos, de éstos singularísimos japoneses XD.

....................................................................

Se encontraba meditando un japonés muy frustrado porque no encontraba la manera de convencer a su esposa de tener relaciones sexuales, tras una hora de total concentración y de silencio interno, inmediatamente se iluminó y encontró finalmente un modo de persuasión que creyó infalible. Se levantó del tatami, hizo una señal de reverencia a las fotos de sus ancestros y se dirigió al dormitorio, hablándole así a su esposa:

Saber que a veces es difícir para esposa querer cogeru. Por eso, de ahora en aderante, si esposa querer decir que  querer tener sexo, tomarme el pene y jalarlo una vez. Y si esposa querer decir que NO querer sexo, entonces hacermelo saber tomando el pene y jalarlo 100 veces. 
....................................................................

Después de haber tenido a su bebé, un padre japonés fue un tanto perturbado a ver al obstetra.

- Doctoru - dijo con un tono de voz que reflejaba frustración - no imporutareme decilcero pero estoy algo molesto poruque mi hija haberu nacido periroja. Ella no puede seru mía

- No diga esas cosas - respondió el doctor - aún y con que su esposa tengan el cabello negro, uno de sus ancestros posiblemente haya contribuído con ese razgo, son variaciones genéticas comunes.

- Eso no seru posibre - insistió el atormentado padre - Nosotros somos japoneses, y nuestros padres haberu sido también japoneses, nuestros abueros, toda nuestra asendencia seru japonés. Nadie jamás tuvo cabello rojo

- Mmmmmhhh..ya veo... - replicó el doctor pensativo - bueno, déjeme hacerle una pregunta, espero que no se ofenda pero... ¿Cada cuándo tienen sexo?

El japonés algo apenado, respondió:

- Bueno,  haber estado trabujando muy duro todu el año pasado, sólo hacíamos el amoru una vez al mes...

- ¡Ah, pues por eso! Es por el óxido
....................................................................

Un hombre de negocios japonés había viajado a las Filipinas a una junta de negocios. En cuanto bajo del avión, tomó un taxi y le dijo al taxista el nombre del lujoso hotel donde se  hospedaría. En cuanto el taxi se disponía a salir, se escuchó el furioso ruido del rechinar de unas llantas. Un Honda Civix CRX Turbo los pasó de largo a con una endemoniada pero elegante velocidad. El japonés sonrió y profirió con orgullo:

- ¡Ah! ¡Honda! ¡Hecho en Japón, muy poderosu, muy eregante, muy rápido...!

5 minutos después, un Sedán ejecutivo blanco pasó al lado de ellos, haciéndo gala también de su alucinante velocidad.

- ¡Ooooooooh, Toyota! También ser hecho en Japón. Poderosu, muy  rápido. ¡Caro de resepeto! ¡También es my bueno!

El taxista sólo se limitaba a escuchar los pomposos comentarios del japonés, y lo miraba un tanto resentido por el espejo retrovisor, se le veía en la mirada que le molestaba la actitud orgullosa del nipón.

Y una vez más, otro automóvil pasó una avenida frente a ellos, igual de elegante y rugiendo motor.

- ¡Oh sí...mmmmhhh! ¡Mitsubishi! ¡También japonés! ¡Bonito, muy bueno, muy rápido! ¡Oh sí, muy rápido!

No paso mucho hasta que llegaron al hotel y el taxi se estacionó en frente de la puerta del lobby, el taxista miró el taxímetro y dijo:

- Son $247 dólares con 35 centavos, señor.

- ¡¿Na...¡Nan des ka?! ¡¿Qué?! - el japonés preguntó exhaltado, asustado - Pero si hotel estar muy cerca de aeropuertu, ¿cómo ser posibre?

- Ehem, Señor - respondió sonriente el taxista filipino - este taxímetro es NEC, también japonés: muy bonito, muy bueno y "muy rápido"...

....................................................................

Durante un examen de la clase de ciencias, un estudiante de intercambio japonés se quedó atónito cuando leyó la pregunta final del examen. La pregunta decía: "Escriba cuatro ventajas de la leche materna" 
-¿Qué poder escribir?" - se preguntaba en su cabeza, un tanto desesperado. Suspiró hondamente, no podía escribir algo que denotara su propia experiencia personal, así que de pronto, sonrió, recordando algunas cosas que había escuchado a su madre decir en alguna ocasión. Así que escribió:

1.- No haber necesidad de hervir
2.- Nunca agriarse
3.- Siempre que ser necesario estar disponible

Luego, intentó meditar y ponerse en el lugar de un niño en edad de lactancia, pero no funcionó. De pronto, mientras mordía nervioso su lapicero, se relajó sonriente y escribió la respuesta final:

4.- Disponible en atractivos contenedores de dimensiones variables

Se paró, entregó el examen y se regresó a su asiento, feliz y satisfecho, pensando en lo orgullosos que estarían sus amigos por tener a un amigo tan inteligente estudiando en el extranjero.
.

No hay comentarios:

Compartir

 
Creative Commons License
This obra by Arturos (Basiliskus) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 2.5 México License.
Based on a work at basiliskus.blogspot.com.